EODLD – Capítulo 4 Regresa la incertidumbre Parte 2


Capítulo 4

Regresa la incertidumbre 

Actualidad. Día 1 – noche del jueves al viernes.

Era una situación que se le antojaba surrealista. Habían estado haciendo planes, como cuando uno cree tener la certeza de que mañana será otro día cualquiera. Habían estado hablando incluso de la posibilidad de hacer algún viaje juntos, alguna excursión de un día o de fin de semana si la cosa entre los cuatro cuajaba. Se habían acostumbrado rápido a una tranquilidad que para la inspectora había sido esquiva durante muchos años, en los que cada día era testigo de crueles realidades que la hacían permanecer con los pies únicamente atados al minuto exacto que correspondía a un presente antojadizo y caprichoso que no siempre está dispuesto a ofrecerte un mañana.

Kisha no se podía creer que tan solo unas pocas horas después estuviese investigando la desaparición de Stephen. Cierto era que no habían cumplido estrictamente el protocolo que dictaminaba la ley, pues no habían esperado ni las veinticuatro horas de rigor estipuladas para iniciar las pesquisas. Pero por lo poco que conocía a Stephen y sabía de él, Hilka tenía toda la razón cuando decía que no cuadraba que se hubiera suicidado o hubiera desaparecido de forma voluntaria.

  • Jefa, ya estamos aquí.
  • Joder, Julius, ¿a qué viene ahora lo de que me llames jefa? Pensaba que habíamos dejado esto atrás hace mucho tiempo. Llevamos desde el inicio del verano patrullando juntos, ¿no te parece que ya es suficiente?
  • Vale, vale. Es verdad. Lo siento. No sé por qué lo he dicho.
  • No pasa nada. 
  • Los buzos van a hacer una inspección general, pero por la hora y con lo oscura que está la noche, no creo que dediquen mucho tiempo. Habrá que retomarlo a primera hora de la mañana. 
  • ¿Has hablado con Pete? No he querido llamarle delante de Hilka.
  • Claro. Ya está al corriente. Dijo que venía para acá. No creo que tarde mucho.
  • No sé si es buena idea. Sólo quería que lo supiera, pero si Hilka ve que el mismo Jefe de la Policía se persona esta noche aquí, igual se preocupa más aún. 
  • ¿Y tú qué opinas?
  • ¿A qué te refieres?
  • A la situación. ¿Es tan preocupante como a mí me lo parece?

Kisha le miró a los ojos. Era absurdo decirle lo contrario. Estaba cada vez más segura de que ahí pasaba algo gordo. Tenían que ponerse las pilas y conseguir toda la información posible aquella noche. Las primeras horas suelen ser claves en casos así.

  • Pinta mal, a ti no voy a engañarte.
  • Eso mismo creo yo. Sólo espero que nos equivoquemos.
  • O que hallemos pronto a Stephen y, sobre todo, que le encontremos con vida.

CONTINUARÁ…

No te pierdas nada, mantente al día de las novedades dejando tu mail aquí ⬇️

Dale un like si te ha gustado o un aplauso 😉

GRACIAS POR LEER Y NO DUDES EN COMPARTIR Y COMENTAR.

Categorías:Lanzamientos, Libros, RelatosEtiquetas: , , , , , , , , , , ,

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: